Arxiu de la categoria ‘ Horta ’

Taller gratuït d’agricultura regenerativa

Us convidem al taller de disseny pràctic d’Agricultura regenerativa-permacultura que tindrà lloc a Vilassar de Dalt el proper dissabte 3 de Novembre.

El propòsit d’aquest event es ajudar a promoure l’agricultura regenerativa a Catalunya, a través d’una jornada de treball destinada a configurar un disseny que influeixi positivament (amb enfocs, idees, sistemes, tècniques…) en el projecte d’en Pol Dunyó “Dut a mà”. Una iniciativa a Vilassar de Dalt d’agricultura ecològica de venta directa i local que conne

cta els vilatans amb la serralada de Marina.

La jornada és oberta i gratuïta.

El sentit i justificació de l’event, emergeix de:

– la necessitat de promocionar nous models que integren la producció rentable d’aliments amb la regeneració ambiental.
– experimentar en noves formes de participació comunitària a l’hora de proposar i desenvolupar projectes.
– generació de xarxes de suport, creant comunitat entorn a maneres de poder influir en allò que ens preocupa, i així augmentar la nostra àrea d’influència.

L’horari de l’esdeveniment anirà de les 10.00 a les 17.30, amb un bon àpat al migdia i pica pica durant la jornada.

—->IMPORTANT!! Aneu confirmen assistència escribint al següent e-mail: madame@musicavermella.com, ja que hem de comptar quants serem per gestionar el dinar!
I si sabeu d’algú que li pugui interessar, convideu-lo i que confirmi assistència, per així poder organitzar millor l’eedeveniment

Us facilitem un google map per poder arribar a la finca, per qualsevol dubte de com arribar també us facilitem el telèfon de contacte:

http://goo.gl/maps/hCWhG

692 67 38 17

Una abraçada!

Associació de cultius

Em prenc la llibertat de copiar un article del blog d’en Sergi Caballero, sobre l’associació de cultius, que és francament interessant. A més, al final, hi adjunto un quadre d’assocació d’hortalisses molt gràfic a l’hora de fer una distribució. Aquí ho teniu:

Asociaciones de cultivos en el huerto

Hoy nos introduciremos en el mundo experimental de la asociación de cultivos y hortalizas en nuestro huerto. Las asociaciones de cultivos son simbiosis de plantas que mejoran el suelo, plantas que no compiten por los mismos nutrientes y que se protegen de las plagas con mayor facilidad. La asociación de cultivos es necesaria para no deteriorar nuestros suelos constantemente, para ganar biodiversidad y para que nosotros trabajemos menos.

Necesidades de las plantas

Para que las plantas crezcan sanas necesitamos Sol, aire, agua y tierra. Generalizando mucho, podemos afirmar que la tierra debe tener unas buenas cantidades de Potasio, Nitrógeno y Fósforo para considerarse suelo fértil. Las plantas absorben el nitrógeno para producir hojas y tener un color verde. El potasio se usa para el desarrollo de tallos y raíces, y el fósforo se necesita para producir semillas, frutos y flores.

Como se puede intuir y considerando que podemos diferenciar 4 tipos de hortalizas como ya vimos en el artículo del calendario lunar, veremos que cada grupo necesita una proporción distinta de nitrógeno, fósforo o potasio.

  1. Hortalizas Raíz -> Requieren principalmente de la absorción de potasio
  2. Hortalizas Hoja -> Requieren mucho nitrógeno para desarrollar hojas grandes y sanas
  3. Hortalizas Fruto -> Van a necesitar una cantidad mayor de fósforo para estar bien sabrosas
  4. Hortalizas Flor -> Como las hortalizas fruto, necesitan mucho fósforo para florecer sanas

 

La rotación es la mejor asociación

A partir de esta tabla es fácil deducir que si cada año plantamos el mismo tipo de hortaliza en el mismo lugar, el suelo irá perdiendo una gran cantidad de nutrientes del mismo tipo, creando un desequilibrio de nutrientes que disminuirá la salud de nuestras plantas y serán más vulnerables ante posibles plagas y enfermedades. Me gustaría recordar que una planta que esté equilibrada (buena tierra, buena agua y buen sol), difícilmente enfermará o albergará una plaga. ¡Como nosotros mismos!

Infografía de Rotación de cultivos

Así que cuando vayas a diseñar tu huerto, planifica y guarda tu material para la próxima plantación. Donde pusiste hortalizas de raíz, ahora planta hortalizas de hoja. Donde pusiste hoja, ahora prueba con flor y/o fruto. Y consecuentemente, dónde había flor/fruto, ahora pon raíz. He creado este gráfico para que te ayude a recordarlo, y gracias a las ilustraciones gratuitas deVectorArtBoxNota: usa el gráfico siempre que quieras, está a libre disposición, pero mándame un correo para avisarme y verlo si no te importa. ¡Gracias!

Asociaciones favorables de plantas en el huerto

Uno de mis mayores placeres en el huerto es encontrar asociaciones de hortalizas que sean altamente beneficiosas. Resulta curioso experimentar el papel de algunas asociaciones según el tipo de terreno y entorno, pero por norma general es bueno asociar plantas tipo hoja con plantas tipo raíz. Por ejemplo, si plantamos zanahoria y lechuga, la primera buscará la profundidad (50 cm aproximadamente) y el máximo potasio posible, y la lechuga solo se enraizará hasta los 30cm para buscar nitrógeno. También es factible o asociar plantas fruto/flor con plantas raíz u hoja (por ejemplo tomate y albahaca).

Soy de los que me gusta pensar que los agricultores son jardineros de alimentos, por lo que no concibo una asociación en la que no intervengan flores y las plantas aromáticas. Un huerto con flores y aromáticas es un espacio de puro placer, un lugar para disfrutar de los sentidos, para sentarse y leer plácidamente, para pensar o tumbarse en el suelo para observar.

Asociación de tomate y albahaca

La albahaca es una planta aromática que no falta en ningún huerto ecológico y plantada junto al tomate es de las asociaciones más conocidas. Se recomienda plantar dos líneas de tomates y sembrar albahaca en los 2 extremos para proteger el tomate del pulgón. Este tipo de asociación es de los más aromáticos que puedes encontrar en el huerto hasta el punto de que puede resultar embriagador. Incluso la solemos reproducir como platos culinarios: ensalada de tomate con albahaca, espaguetis con tomate y albahaca…

Asociación de tomate y albahaca junto a zinias

En esta asociación también podemos añadir perejil intercalado para evitar la mosca blanca. Otras opciones para complementar el bancal son algunas hortalizas raíz (ajos, cebollas y puerros) o hortalizas hoja (espinaca, escarola, apio). Yo no pierdo la ocasión de añadir unas semillas de zinias, en mi opinión las flores más bonitas que pueden encontrarse en un huerto (son las que aparecen en la foto).

Asociación de borraja y tomate

Asociación con borraja
La borraja plantada junto al tomate resulta una gran potenciadora de sabor y del crecimiento. Yo no la he probado nunca porque la borraja se expande con mucha facilidad y prefiero alejarla del huerto.

Asociación precolombina: maíz, judías y calabazas

 

Asociación precolombina del Huerto de Otiñar

Asociación precolombina

De las mejores asociaciones que pueden hacerse en un huerto, y resulta espectacularmente bello. Siembra primero el maíz y cuando mida alrededor de un palmo, planta judías. Las judías utilizarán el maíz como tutor y a cambio segregarán nitrógeno para el maíz. Además no necesitarás cañas y se complementarán perfectamente. Si además pensamos en el trabajo de intercalar algunas calabazas para acolchar el suelo y protegerlo del sol de verano, ya podemos disfrutar de una simbiosis perfecta. Las calabazas pueden sustituirse por zapallos si la fertilidad de tu tierra es mayor.

 

Asociación de lechuga, zanahoria, rabanito

Una combinación ideal para principiantes, ya que las 3 plantas crecen rápido y son muy agradecidas. Planta la lechuga en los laterales, y en el centro combina zanahoria y rabanito sembrando a voleo. Puedes añadir alguna flor que te apetezca tener, como la caléndula, pero no añadas menta que no tendrá rival en el bancal.

Asociación de puerro y zanahoria y tagete

Asociación de zanahoria y puerro
Colaboración total de plantas raíz: el puerro protege a la zanahoria de la mosca de la zanahoria y la zanahoria aleja la mosca del puerro. Si además plantamos tagete (clavel de moro), encargado de alejar los nemátodos de las plantas raíces, entonces la protección ya es total y además bonita.

Asociación de lechuga, repollo, puerro y cebolla y menta

La menta protege al repollo y a la lechuga. La cebolla de verdeo y puerro también hacen de control biológico. Tenemos raíz, hoja y aromáticas en un bancal muy variado.

Asociación de repollo, mostaza, puerro y acelga

Asociación de repollo y mostaza
Repollo y acelga para consumir hojas, puerro para raíz y la mostaza como aromática de control biológico.

Asociación de mostaza, zanahoria, tomate y albahaca

Otra variante de la primera asociación, pero en este caso la mostaza tiene un papel importante por su tipo de crecimiento y protección.

Conclusiones

Existen infinitas combinaciones para potenciar el crecimiento de nuestras hortalizas y tener un huerto sano. Simplemente trata de experimentar tu mismo bajo la premisa de no sembrar verduras de necesidades parecidas y añadir flores y aromáticas. Te recomiendo este enlace con muchas más asociaciones: otras asociaciones y, por supuesto, la aplicación para huerto ecológico que programé, EcoHuerto, en el que encontrarás toda esta información y muchísimas más asociaciones favorables.

¿Conoces otras asociaciones que te gustaría compartir? Me gustaría saber más de ellas, así que ¡soy todo oídos!

 

QUADRE D’ASSOCIACIONS:

Convivència d’ànecs amb planes hortícoles? Part III

Bé, finalment, sembla que ja he trobat la manera de gestionar la convivència entre aquests animals i el meu hort. Per un cantó, tinc l’hort dividit en dues parts, i a la part que fa de nexe entre les dues hi tinc el tancat nocturn dels ànecs. Això em permet obrir la porta del galliner cap a un cantó o l’altre de l’hort (o els dos alhora) en funció de si hi tinc noves plantacions amb risc de ser devorades. A més, en aquest mateix punt, hi ha una entrada a la bassa, perquè puguin gaudir de l’aigua, i també per si en algun moment no m’interessa que accedeixin a cap dels dos horts. De moment només li he permès l’accés a un ànec adult, perquè la bassa té el nivell d’aigua molt baix, i els petits em fa por que no puguin sortir-ne amb facilitat. El que he comprobat, però, és que l’ànec en qüestió, no surt de la bassa mai de la vida; jo imagino que al ser de raça salvatge, és més normal que tingui aquesta actitud, ja que els altres ànecs que tinc (mulards i muts) són molt més socials i els interessa menys l’aigua.

De moment puc assegurar que l’api, el carbassó, el pebrot i l’albergínia no els interessa el més mínim, ara bé, les tomaqueres (tot i que al principi les ignoraven) han patit una aniquilació dels tomaquets inferiors (i no tan inferiors) des de que els van descobrir, i no només els madurs!

Aprofito per comentar que és important fer bé el galliner, sobretot si la parcela esta al mig i a prop d’un bosc, ja que les guineus, genetes, fures, i altres poden fer autèntiques destrosses. Ahir una guineu va matar 9 de les meves gallines (tot i tenir un galliner bastant segur), i també he tingut algun ensurt amb els ànecs.

Deixo una foto dels 2 ànecs habituals i 4 noves incorporacions de mulard.

Convivència d’ànecs amb plantes hortícoles? Part II

De moment sembla ser que la cosa funciona prou bé. Els ànecs viuen tot el dia en llibertat per l’hort, i els tanco a la nit al galliner per protegir-los de les guineus i els gats masquers. La seva funció la fan a la perfecció, es passen el 90% del temps investigant per l’hort per trobar insectes i cucs, i van menjant tots els brins d’herba fresca. S’ha de vigilar amb els cultius de plantes tobes com enciams, bledes, espinacs,… Però pel que fa a la resta no sembla que hi hagi cap problema. Els tomàquets madurs de les parts més baixes de la mata a vegades reben alguna mossegada, però és més aviat una cosa casual. Depèn de com ho vegi faré creixer la familia en breus, ja que aqui hi ha espai i menjar de sobres per el doble com a mínim. Ara falta esperar que els pollets agafin una mica més de cos per obrir-los la porta a la bassa, ja que ara mateix està una mica baixa i els costaria molt pujar sense l’impuls de les ales.

Us deixo algune foto dels nous inquilins.

Adob Verd

Hi ha diferents tipus d’adobs verds, com ara el Trèbol Blanc (Trifolium Repens); cobertures vegetals que s’utilizen per alimentar la terra, tant amb la planta viva com un cop morta, així com també crear un mantell d’una herba de poca alçaria per tal d’evitar el creixement d’altres herbes perjudicials. Us deixo un text que ho explica. Així mateix, us enllaço una pàgina web on es poden comprar llavors de Trifolium Repens: aquí.

 1. INTRODUCCIÓN

Cuando hablamos de “abonado en verde” hacemos referencia a la utilización de cultivos de vegetación rápida, que se cortan y se entierran en el mismo lugar donde han sido sembrados y que están destinados especialmente a mejorar las propiedades físicas del suelo, a enriquecerlo con un “humus joven” de evolución rápida además de otros nutrientes minerales y sustancias fisiológicamente activas, así como a activar la población microbiana del suelo.

En líneas generales, los efectos favorables del abonado verde no acaban en el aspecto nutricional sobre el vegetal, sino que alcanzan a todos los componentes relacionados con la fertilidad global del suelo agrícola ya que:

  • Estimulan de forma inmediata la actividad biológica y mejoran la estructura del suelo, por la acción mecánica de las raíces, por los exudados radiculares, por la formación de sustancias prehúmicas al descomponerse y por la acción directa de las células microbianas y micelios de hongos.

  • Protegen al suelo de la erosión y la desecación durante el desarrollo vegetativo, y mejoran la circulación del agua en el mismo.

  • Aseguran la renovación del humus estable, acelerando su mineralización mediante el aporte de un humus más “joven” y más activo.

  • Enriquecen al suelo en nitrógeno, si se trata de leguminosas, e impiden, en gran medida la lixiviación del mismo y de otros elementos fertilizantes.

  • En su descomposición, se liberan o sintetizan sustancias orgánicas fisiológicamente activas, que tienen una acción favorable sobre el crecimiento de las plantas y su resistencia al parasitismo.

  • En los sistemas cerealistas, aseguran una mejor descomposición de la paja del cereal, al mantener el medio más húmedo, equilibrar la relación C/N y activar los microorganismos responsables de la misma.

  • Limitan el desarrollo de malezas, directamente por el efecto de la cubierta vegetal en sí misma e indirectamente porque ciertos abonos verdes tienen poder desherbante, como el alforfón (Fagopyrum esculentum), o la facelia (hacelia tanacetifolia).

    2. ESPECIES UTILIZADAS COMO ABONOS VERDES

Aunque se pueden utilizar un número considerable de especies vegetales como abonos verdes, las tres familias de plantas más utilizadas para tal fin, son las leguminosas, las crucíferas y las gramíneas.

Las leguminosas son las más empleadas dada su capacidad para fijar el nitrógeno atmosférico, en favor de los cultivos siguientes. Hay autores que afirman que las leguminosas además mejoran el terreno con la penetración de sus raíces y que incluso llegan a romper los terrenos más duros (las raíces de las leguminosas tienen más de 1 m de longitud).

Se emplean principalmente las especies de trébol blanco enano (Trifolium repens), trébol violeta (T. pratense), veza vellosa (Vicia villosa), habas (Vicia faba), altramuces (Lupinus sp.), meliloto amarillo (Melilotus officinalis), serradella (Ornithopus sativus), etc.; además de otras leguminosas tradicionales de interés para el sudeste español como los yeros (Vicia ervilia), las algarrobas (Vicia monanthos) y la almorta (Lathyrus satirum). Es frecuente el cultivo de leguminosas mezcladas con cereales u otras gramíneas: Veza+cebada; veza+avena; tréboles+raygrass; guisante forrajero+veza, etc. En Chile se ha probado la utilización de la arveja (Pisum sativum L.) y la vicia (Vicia atropurpurea) como abonos verdes.

Las gramíneas sembradas con las leguminosas, mejoran mucho el terreno y forman humus estable. Las raíces de las gramíneas mejoran el terreno ablandándolo en la superficie. En particular el centeno (Secale cereale) está indicado para siembra otoñal asociado a algarroba o habas. La avena (Avena sativa) está indicada para siembra de primavera, asociada con algarroba y guisante.

Las crucíferas tienen un desarrollo muy rápido proporcionando un buen abono verde cuando se dispone de poco tiempo entre cultivos. Son capaces de utilizar las reservas minerales mejor que la mayor parte de las plantas gracias a la longitud de su sistema radicular, acumulando importantes cantidades de elementos en sus partes aéreas que luego serán devueltos al suelo. Como especies más utilizadas está el nabo forrajero (Brassica napus var. Oleífera), la mostaza blanca (Sinapis alba), el rábano forrajero (Raphanus raphanistrum), etc. Se ha planteado también que las plantas de esta familia, con la acción de sus raíces, hacen asimilable por otras plantas el fósforo presente en el terreno en estado insoluble.

    3. CARACTERÍSTICAS DESEABLES EN UN ABONO VERDE

Un abono verde ideal posee tres características importantes:

  • Un crecimiento rápido,

  • Follaje abundante y suculento,

  • Habilidad de crecer bien en suelos pobres.

A más rápido crecimiento, mayor es la posibilidad de aptitud para ser introducido en una rotación y uso económico como medios de mejoramiento del suelo. Follaje abundante y raíces poderosas son, desde luego, algo necesario, y, como ya se ha mencionado antes, a mayor contenido de humedad en el abono verde, más rápida es la descomposición y más pronto se obtienen beneficios. Como la necesidad de materia orgánica es urgente, en especial en la tierra pobre, un cultivo jugoso tendrá grandes ventajas.

Cuando las demás condiciones son iguales, es mejor hacer uso de las leguminosas en el abono verde, preferentemente a las no legumbres, a causa del Nitrógeno ganado por el suelo y la actividad orgánica que provocan. Es a veces de extraordinaria importancia una pequeña adición de Nitrógeno.

Sin embargo, a veces es difícil obtener un cultivo intercalado de legumbres, pues pueden ser tan valiosos como alimento de ganado, que sería antieconómico usarlo como abono verde. Además, las semillas de las legumbres son caras, casi prohibitivo su uso para los abonos verdes. Por otro lado, algunas legumbres no encajan dentro de las rotaciones comunes de tal forma que puedan ser luego enterradas convenientemente como abono verde.

    4. CONSIDERACIONES PRÁCTICAS

Cada abono verde, tanto si es como cultivo principal como si es cultivo asociado, tiene unas características específicas definidas por su masa vegetativa, su rapidez de crecimiento, la cantidad de residuos que aporta, la incompatibilidad con el cultivo anterior o siguiente en la rotación, los diferentes requerimientos nutricionales, de pH y texturales, su rusticidad, su capacidad desherbante, etc.; todo esto habrá que tener presente a la hora de elegir un abono verde.

Aunque el cultivo de las plantas para abono verde no presenta grandes diferencias con el mismo para su aprovechamiento para grano, sí debemos tener presente algunos aspectos como: utilizar mayor densidad de siembra –de20 a 50% más para abonado verde–; incorporarlo al suelo en un estado avanzado de vegetación, preferentemente en la floración o justo al inicio de la misma; incorporarlo superficialmente pasados unos días del corte –3 a 4 según clima y residuo–, siendo preferible utilizar una picadora de restos de cosecha o en su defecto el arado de discos que pica la vegetación y al mismo tiempo produce un pequeño volteo de la tierra, posteriormente los restos ya más descompuestos se mezclan en el suelo con un cultivador entre 10 y 15 cm.

A veces es conveniente aportar sobre el abonado verde, los fertilizantes destinados para el cultivo siguiente o bien, si se va a estercolar, realizar el aporte, al mismo tiempo que se va a incorporar el abonado en verde –una vez seco y picado–.

Las posibilidades de cultivar un abonado en verde –además de las vistas– son muy numerosas, lo que amplia las técnicas de manejo y la utilidad, de esta práctica tan interesante, algunas de ellas hacen referencia a:

  • La siembra intercalada también denominada “sobresiembra”, que consiste en sembrar una variedad o una mezcla de variedades –generalmente tréboles y otras especies de porte bajo– entre líneas de cereales ya crecidos.
    Las ventajas de esta actuación están enfocadas a la protección del suelo y al control de las malas hierbas y finalmente cuando el cereal se recoja, a fertilizar el suelo una vez triturado el abono verde, junto con el rastrojo y mezclado con el suelo. Es necesario que el abonado en verde germine rápido, que presente un gran desarrollo radicular, que sea de porte bajo –no superando los 30 cm de altura–, que no forme demasiada masa verde y que se desarrolle normalmente en mezcla con otras variedades. La sobresiembra ha tenido gran éxito en el cultivo de maíz, sembrándose ésta, cuando el maíz presenta cuatro hojas y el máximo desarrollo de 1 m de altura.

  • El cultivo de corta duración. Sembrando el abono verde en períodos de tiempo cortos, entre cultivos que han dejado libre el suelo tempranamente. Existe la dificultad añadida de que hay que mantener una gran sincronización en la rotación de cultivos y que hay que escoger variedades de rápido crecimiento –generalmente crucíferas–.

  • El cultivo de larga duración. En esta práctica, el abonado en verde forma parte de la rotación como un cultivo más, o bien se utiliza para intercalar con cultivos como frutales o viñas. Si para el caso del abonado en verde como cultivo de la rotación de manera general se utilizan leguminosas o mezcla de leguminosa+crucífera, para el intercalado en cultivos de larga duración en general se suelen sembrar “mezclas” de distintas plantas, teniendo muy presente los condicionantes edáficos y climáticos que antes se ha enumerado y tomando como ejemplo para la selección, las mezclas que de manera natural se dan entre la vegetación silvestre que se encuentre en el entorno del terreno.

Aunque son numerosos los aspectos positivos de la utilización del abono verde, sin embargo su uso supone un cierto riesgo en el caso de que puedan existir competencia por el agua, la luz, o el alimento con el cultivo principal y también cuando haya invasiones repetitivas de malezas.

    5. BIBLIOGRAFÍA

  • CERISOLA, C. 1989. Lecciones de Agricultura Biológica. Ediciones Mundi-Prensa.

  • LABRADOR M., J. 1996. La Materia Orgánica en los Agrosistemas. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España – Ediciones Mundi-Prensa.

  • VALDIVIESO, C., A. Espinoza. 1995. Utilización de la vicia y la arveja como abono verde en la producción de maíz, poroto y zapallo. CET-Chile, Agroecología y Desarrollo.

  • ÁGUILA, H. 1987. Agricultura General y Especial. Editorial Universitaria, Santiago, Chile.

Associació de cultius.

És ben sabut que en combinar certes plantes amb d’altres, la seva salut i altres varien en funcio de qui les acompanya. Us deixo un petit recull d’associacions favorables.

-Acelga: Crece bien al lado de la coliflor, repollo, lechuga.
-Ajo: Combina bien con la lechuga, remolacha.
-Apio: Crece bien al lado del colinabo y judías emparradas. Los tomates favorecen su crecimiento. No combina bien con las patatas, maíz, lechuga.
-Berenjena: Combina bien con judías. No combina con el pimiento ni el tomate.
-Calabaza: Crece bien junto a las acelgas y el maíz.
-Calabacín: Crece bien al lado del maíz, judías emparradas, cebollas. Congenia con todas las verduras.
-Cebolla: Puede plantarla junto a la zanahoria, remolacha, acelga, puerro y repollo.
-Coles: Creen bien al lado de judías, guisantes, pepinos, acelgas, zanahorias, puerros, rábanos. El apio y el tomate actúan contra el pulgón y la mariposa blanca de la col. No combina con la cebolla.
-Escarola: Combina bien con la remolacha, repollo, zanahoria.
-Espinaca: Crece bien junto a la remolacha, repollo, coliflor.
-Fresas: Plántelas al lado de judías, hinojo, lechuga, puerros, rabanitos, calabacín. No congenian con las plantas de col.
-Guisantes: Crecen bien al lado de hinojo, pepino, zanahorias, colinabo, lechuga, maíz, rábanos, calabacín. No los plante con puerros, cebollas, patatas, tomates.
-Judías: Crecen bien junto a pimientos, berenjenas, pepinos, coles, acelgas, zanahorias, rábanos, lechuga, apio, tomates, melón. (La ajedrea combate los piojos). No las plante al lado de ajos, puerro, cebolla, guisantes.
-Haba: Combina bien con la coliflor, repollo. zanahoria.
-Lechuga: Crece bien al lado de remolacha, repollo, zanahoria, cebolla, puerro, toamte, melón, acelga. No congenia con clabacín, fresón, sandía.
-Pepino: Crecen bien junto a judías, guisantes, puerros, hinojo, col, maíz, lechuga, apio, cebollas. No lo plante con patatas, tomate.
-Perejil: Plántelo junto al tomate.
-Pimiento: Crece bien al lado de la zanahoria.
-Puerro: Crece bien junto a fresas, endivias, col, apio, lechuga, tomates, zanahoria, cebollas.(Las zanahorias actúan contra las polillas del puerro). No los plante junto a judías, guisantes.
-Rábano: Combina bien con acelga, espinaca, tomate, lechuga, apio.
-Remolacha: Crecen bien junto a los pepinos, toda clase de coles, ajos, cebollas, lechugas. No van bien a lado de las patatas, zanahorias, puerros y espinacas.
-Tomate: Se desarrollan especialmente bien junto al apio, combinan con judías de mata, col, ajo, puerros, rábanos, espinaca, cebolla, zanahoria. No los plante con guisantes, hinojo, pepinos y patatas.
-Zanahoria: Las zanahorias y las cebollas se ahuyentan mutuamente las plagas. crecen bien al lado de judías, guisantes, acelgas, rábanos, lechuga, puerro,

Una granja pel futur

Una Granja para el Futuro es un documental que fue emitido por primera vez en Febrero de 2009, como parte de la serie Natural World de la BBC. Se trata de una historia real, narrada en primera persona por su realizadora Rebecca Hosking, quien se plantea como proyecto de vida el regreso a su Devon natal, para hacerse cargo de la vieja granja familiar de sus padres. Desde su trayectoria profesional de documentalista realizadora varias películas sobre vida silvestre, Rebecca se pregunta cómo hacer para transformar el establecimiento agrícola de su familia localizado en el Sur de Inglaterra, en una granja de bajo consumo energético más adecuada para un futuro cercano, en el que evidentemente los combustibles fósiles serán cada vez más escasos.

Convivència d’ànecs amb plantes hortícoles?

He llegit recentment a un parell de llocs la interessant idea de combinar ànecs i horts particulars (o intensius) per tal de crear una espècie de simbiosis entre els dos, o sensillament per tal de que tan els uns com els altres funcionin amb més eficàcia i més d’acord amb les seves condicions naturals.

L’objectiu de que l’hort esdevingui el domicili d’un grup més o menys gran d’ànecs, és que aquests es mengin els cucs, llimacs i altres que puguin aparèixer a l’hort, de manera que no es converteixin en un perill per les plantes, i a més, ajuden a adobar progressivament el terra i a mantenir a ratlla les herbes. És evident que plantes com els enciams, la bleda, espinacs i similars s’hauran de plantar en una altra zona, o protegir-les d’alguna manera, ja que sinó desapareixerien en questió de minuts.

D’aquesta manera el que s’intenta és tenir un agent regulador que visqui al nostre hort, i alhora, poder gaudir dels seus ous i/o de la seva carn, reduïnt en gran part (o totalment) el pinso que hauriem de comprar per a ells.

Jo he fet una primera prova. De moment he ballat tot l’hort per tal que no puguin marxar-ne i perdre’s pel bosc un cop en llibertat. He construit un petit cobert tancat, per tal d’arraserar-los a la nit, tant de la pluja, el fred, la calor, com, sobretot, els atacs de guineus i gats salvatges. La seva primera nit a la nova llar ha estat un fracàs, ja que vaig menysprear l’astúcia de la guineu, i efectivament va ser capaç d’entrar per un petit forat i endur-se un anec quasi adult i una cria. Ara aquest tema està resolt, i estic esperant que les cries agafin més volum per poder deixar-les per l’hort i que no marxin per algun foradet. Si això funciona i veig que és eficaç els hi obriré un forat a una bassa d’uns 50 metres que hi ha just en contacte amb l’hort, i ja serà definitiu.

Consells sobre el cultiu del tomàquet

Us copio un article interessant, extret del blog d’en Sergi Caballero. El copio tal qual perquè l’he trobat prou interessant. El cultiu del tomàquet es potser un dels més dificils pel que fa a les varietats hortícoles comuns, pel que jo he pogut anar veient, i tot que cada any funcionen d’una manera molt diferent a l’any anterior, haig de dir que aquest any, quan les mates no arribaven al mig metre d’alçada, em van agafar un virus contagiós. Més d’un pagès em va recomanar arrencar totes les tomaqueres (ja que el virus ja s’havia extès a algunes altres mates) i començar de nou. Casualment vaig trobar aquest article la mateixa setmana, i vaig decidir fer la prova. No sé si és casualitat o causalitat, però aquesta temporada he tingut la millor collita de tomàquets des que vaig començar a plantar-ne, i evidentment no va morir cap de les mates contagiades. Aquí el teniu:

Cada uno tiene su manera de cultivar y cuidar sus hortalizas. Yo tengo mucho aprecio por los tomates, quizá una de las plantas que más me atrae por su embriagador olor y la variedad de frutos que todavía podemos encontrar. Por ello, hoy quería compartir algunos consejos que he ido practicando y que me han dado muy buenos resultados.

La poda de las tomateras

El primer consejo es el más polémico: cada hortelano tiene una opinión distinta sobre la poda de los tomates. Las tomateras desarrollan chupones entre el tallo vertical central y las ramas horizontales, formando nuevas ramas en ángulo de 45 grados. Es una práctica habitual eliminar estos pequeños chupones en cuanto aparecen para conseguir plantas más productivas en menos espacio, pero yo evito hacerlo. Me gusta ver las plantas como un ser completo, perfecto, que ha evolucionado por miles de años para llegar a nuestros días. Cuando eliminamos ramas, estamos desequilibrando las plantas: tenemos más posibilidades de que la planta enferme, sea atacada o sufra demasiado en lluvias torrenciales o incluso si cae piedra. Las hojas sirven para tapar los frutos, hacer la fotosíntesis y protegerla y por ello solo elimino los 2 o 3 primeros chupones cuando la planta se desarrolla, para concentrar su fuerza inicial en el crecimiento del tallo central. El resultado son plantas frondosas, sanas, de tallos fuertes y frutos con mucho sabor.

A modo de curiosidad, quería añadir que ha habido años en los que mis vecinos tenían tomateras con mildiu, pero a escasos metros las nuestras se veían sanísimas y sin síntomas de hongos ni plagas. Las asociaciones, el acolchado y los preparados son otras herramientas que ahora explico, pero la no-poda creo que es la base para no desequilibrar una planta tan magnífica.

Acelera la cosecha

Cuando queremos acelerar el proceso de floración y maduración de frutos, simplemente pinzamos la mata en el eje central y la planta dejará de crecer a lo alto. Es un simple truco que funciona bien cuando la planta ya tiene buenas ramas secundarias y necesitamos cosechar con más prisa de la habitual, ya que redirigimos la energía hacia las ramas, hojas y frutos.

zinnia elegans

Asociaciones para combatir las plagas

Ya hemos hablado de las asociaciones y las rotaciones: la mejor aliada de la tomatera es la albahaca, resulta imprescindible. Pero cuando pienso en asociaciones también me gusta incluir plantas que atraigan al reino animal; para el tomate suelo plantar la Zinnia por su llamativo aroma y color, así como la Camomila amarilla, gran atractora de mariquitas, avispas y crisopas. La capuchina es una buena compañera por ofrecer sombra a las raíces y ahuyentar la mosca blanca.

Recoge las semillas

Las tomateras son plantas autógamas. Esto significa que la fecundación entre el polen y el óvulo se produce habitualmente en la misma flor y por ello no es habitual cruzar variedades de tomates. Este es uno de los motivos por el que es fácil cultivar distintas variedades en poco espacio, así que te animo a probarlo y diferenciar los sabores. Además, es fácil escalonar la plantación para tener tomates hasta casi octubre, y guardarlos verdes en un lugar seco para que maduren y luego conservarlos durante más tiempo. En Catalunya utilizamos para ello los tomates de colgar, variedades más pequeñas y jugosas que pueden sembrarse en agosto y producir tomates tardíos.

Para recoger las semillas corta un tomate, pon las pepitas en un vaso con agua durante 3 o 4 días. Cuando aparezca una tela blanca de hongos en la superfície, retírala y limpia las semillas con un colador. Déjalas secar y guárdalas para el próximo año. Hace un tiempo escribí sobre recoger las semillas, puedes ver más información en el artículo Recoge tus propias semillas.

Variedades de tomate

Plagas y hongos

Para prevenir algunas plagas es bueno aplicar infusión de ajo diluído al 20%, jabón potásico o una buena maceración de ortiga mayor de 24h para revitalizar la planta. Si la maceración de ortiga es menor de 24 horas, ésta tiene un efecto fungicida como la decocción de cola de caballo. El caldo bordelés es bueno para el mildiu, pero hay que llevar cuidado y fijarse que realmente tenga procedencia ecológica.

Riego y humedad

La tomatera necesita un riego sutil más constante que un riego que cause encharcado. Intenta regar los días raíz y deja que la planta sufra un poco de estrés para que se vaya adaptando y eche raíces profundas. Utiliza el acolchado para minimizar el gasto de agua y la pérdida de suelo fértil. Y cuando arranques las tomateras, deja siempre las raíces bajo tierra para mejorar el suelo y no remover la tierra. Millones de microorganismos te lo agradecerán 😉

sembrando

Depredadores humanos

Una vez me comentaban una pareja que vivía en una ciudad en Inglaterra. Tenían un huerto que era el paso de algunos alumnos de la escuela local. Cada vez que pasaban los alumnos querían probar aquellos deliciosos tomates… El primer año poco pudieron hacer, pero aprendieron la lección y el segundo año cultivaron tomates que no parecían tomates: variedades verdes y amarillas, algunas variedades picantes como el Hank, otras con formas parecidas a pimiento fueron suficientes para alejar los “depredadores”. Así que si tienes problemas con los depredadores humanos, piensa en otras variedades poco habituales.

Conclusiones

Espero que estos consejos te resulten útiles, pero estoy seguro que tendrás más. Espero que tengas ganas de compartirlos. Entre todos los consejos sortearé semillas de 3 variedades poco habituales; ¿te animas a dejar un comentario?

Por cierto, alguna vez he escuchado que los chupones que eliminamos pueden ser usadas para hacer una infusión y rociar las matas plantadas, o bien plantarlos directamente en la tierra. ¡Parece que cogen muy fácilmente! Yo no lo he probado, pero será cuestión de probarlo…